Las listas·Mi historia·Reflexiones

Repasando el último mes…

photo_2017-03-12_20-40-41

Por fin saco un hueco para poder escribir. Sinceramente después de pasarme tantos y tantos meses el año pasado en el hospital, no recordaba ya lo “estresante” que era la vida cotidiana, pero es mucho más divertida.

Hoy, abro la página del blog, y ¡me  he sorprendido al ver cuando hace que no escribo! La última entrada es del 23 de enero, cuando me quitaron la sonda. No os he contado todo lo que ha pasado este mes y medio, así que el post de hoy lo dedicaremos a hacer un repaso…

Desde entonces, me he vuelto a acostumbrar a vivir sin sonda, he celebrado fiestas, he cumplido cosas de la lista, he tenido una visita muy especial en casa, he empezado con los estudios… no he parado. Pero como dice una famosa canción de Estopa “vamos por partes”

Acostumbrarme a vivir sin la sonda. Como os decía he cambiado la mochila con la nutri por mi super bolso lleno de batidos. Prefiero tomar batidos que la sonda, al menos saboreo algo. Pero al principio me levantaba de la silla y parecía que me faltaba algo, ir sin palo o sin mochila por casa se me hacia raro, siempre intentaba echar mano a algo cada vez que me levantaba. Pero pasados los días, ya ni me acuerdo cuando me la quitaron.

Justo el fin de semana después de quitarme la sonda celebré mi 27 aniversario (el 26 de enero, así que si no me felicitaste vas tarde…) Se acercan peligrosamente los 30, pero no se si será el “tiempo perdido” en el hospital, mis ganas de vivir últimamente, o lo que llaman crisis de los 30 adelantada, pero ahora más que nunca me siento una “adolescente”. El hecho de tener que estar estudiando, el contacto con otros estudiantes, volver a esa época en la que la mejor forma de despejar la mente era irte de fiesta…

Lógicamente no puedo, tengo mis responsabilidades, pero no será por ganas… Igualmente, aprovecho cuando tengo una oportunidad. La ultima “gorda” un reencuentro con los compis de AFI en Barcelona. No es bueno acumular tantas ganas de salir…

Por otro lado, a principios de febrero, vino a visitarme mi hermano Rubén. La verdad el necesitaba desconectar y yo necesitaba tener a alguien de la familia cerca de nuevo. Aunque nos vamos viendo cada poco, cuando subo a Asturias, siempre son los típicos momentos en los que quedas toda la familia con los niños. Hacia mucho que no pasábamos tiempo juntos los dos, y nos ha venido muy bien a los dos. Hablar de nuestras cosas, sincerarnos, comprendernos… volver a coger esa confianza que teníamos de hermanos. Te quiero hermanín.

Y me hizo mucha mucha ilusión cumplir un deseo de la lista con él, esa lista que poco a poco voy tachando y que os la enseñé en el post Bloc de notas. Podríamos decir que Rubi es el único de mi familia directa (padres y hermanos me refiero) que entendió las ganas que tenia de TATUARME.

“Tatuarse la piel, es marcar a fuego un sentimiento del corazón”

Si tatuarme, yo… la que siempre decía que un hacerse un tattoo era estropear la piel, y que eso queda ahí cuando tengas 90 años y la piel arrugadísima. Pero como dice la frase, necesitaba escribir con fuego un sentimiento en el corazón. Necesitaba poder recordarme a mi misma, que he pasado momentos muy difíciles, y que sigo aquí, luchando, feliz, fuerte…

photo_2017-03-12_20-45-23

El tattoo es una frase en ingles “Even though I drown in the dark my stars will always shine” traducido: “aunque me hunda en la oscuridad mis estrellas siempre brillaran” y tres estrellas con 3 iniciales. ¿Quienes son mis estrellas? Por supuesto la más grande de todas mi hijo, otra es mi marido que es mi mayor apoyo y la última yo misma, porque sinceramente (pecaré de no tener abuela), estoy orgullosa de superarme a mi misma dia a dia.

photo_2017-03-12_20-45-26Esa frase me la quiero recordar cuando tenga malos momentos, si vuelven a venir bandadas, se que por mucho que esté hundida y no vea la salida, saldré. Mis estrellas me iluminaran y guiara. Lo he hecho, lo estoy haciendo y lo haré.

Como decía, me acompañó Rubi, y de paso el también se hizo un tattoo, no se quién salió ganado de su visita ni quién estaba más emocionado. Y la verdad, me daba un poco de miedito ir sola, por eso de que si duele y tal, pero ¡la verdad que no dolió nada! Estaba yo tan pancha mirando el móvil mientras me tatuaban (aquí la prueba)

 

Y desde que se fue mi hermano, a mediados de febrero, he vivido inmersa en el ordenador. Sabia que iba a ser duro esto de estudiar a la vez el ciclo de prevención y la carrera de ADE, pero no imaginaba que tanto… Me paso muchas horas al dia estudiando, todas las que no le dedico al niño o a la casa, (bueno y alguna que dedico a dormir por las noches). Se acabó el ocio, y me pasan los días volando, tanto que no me había dado cuenta que hacia ya más de un mes que no escribía, con lo que me gusta… Puede ser tengan razón en que estoy abarcando más de la cuenta, pero ver que aun así voy saliendo… es todo un reto para mí, y si no le pongo pimienta a la vida… que sentido tendría?

Si que es verdad, que el proyecto del que os hablé en el último post, OstomizadoEspaña, sigue en marcha e intento ayudar a mi compi lo que puedo, a ratitos. Estamos intentado dar visibilidad a las ostomias, y que poco a poco se vea como algo normal ir a la playa con tu bolsa y no te miren como un bicho raro. Eh, que si la gente lo hace no es por mal educada, si no por desconocimiento y porque llama la atención, entonces la idea es esa, darse a conocer y normalizarlo lo más posible. Con este tema seré una pesada, así que no me lo tengáis en cuenta.

Y en referencia a la salud pues ahí vamos, unos días mejor que otros, pero bien. Contenta sin mi soda, me miran menos por la calle eso si. Cogiendo quilos, por fin no parezco un esqueleto andante. Pero hay días en los que mi estómago no quiere los batidos, será que el si echa de menos la sonda. Así que esperando haber que deciden hacer conmigo, ahora hablan de ponerme una prótesis en el estomago para dejar el paso siempre abierto, pero veremos que deciden al final. Mañana toca tratamiento y analítica, y hablar con la médica para ver los siguientes pasos, así que ya os iré contando.

Y aunque me estrese mi ritmo de vida, no tenga tiempo para casi nada, poco a poco me voy organizando y sacando rato hasta para escribir. Intentaré sacar más tiempo para escribir… Me gusta mi vida, me gusta estudiar, me gusta no parar, como digo siempre soy así y espero no cambiar nunca.

Soy una cróhnica de la vida

Anuncios

2 comentarios sobre “Repasando el último mes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s