Mi historia

cropped-img-20150329-wa00042.jpg

Soy Pamela López, tengo 26 años y me diagnosticaron Crohn a los 9.

Nací en Oviedo, soy asturiana a mucha honra. Con 18 años me fui de mi tierra a vivir a Tarragona, aquí he formado mi vida y he construido mi familia, así que también me siento de esta tierra.

Definirse a uno mismo es difícil, pero siempre me he considerado una persona fuerte, positiva y “echa pa’lante”  aunque el crohn se esfuerce en recordarme lo frágil que puedo llegar a ser. Soy luchadora, la vida me ha ayudado a serlo, y es algo positivo para mi. Ahora bien tengo un carácter difícil de aguantar, y la cabezoneria se apodera de mi muy a menudo.

He tenido buenas y malas rachas con esta enfermedad, me ha tocado enfrentarme a ingresos, pruebas, tratamientos en los que aun no se conocían bien sus efectos secundarios, un Linfoma de Hodkins con su quimioterapia incluida (probablemente debido a esos tratamientos), 6 visitas a quirófano (de momento, ya que tengo una “entrada gratis” que aun tengo que usar), 2 ileostomias… La última excursión ha sido a la UCIM, cuidados intermedios.

Pero también he crecido como persona, he aprendido a madurar con él, y me ha servido para darme cuenta que en la vida las cosas pueden ser muy relativas.

Tengo los dos mejores regalos que me ha podido dar la vida, un marido estupendo, que me quiere y me apoya. Es mi paño de lagrimas, mi saco de boxeo, mi confidente, es el príncipe de mi cuento de hadas, siempre está ahí para rescatarme, aunque a veces me convierta en la bruja mala del cuento que lo quiere matar.

Y tengo a mi estrella, mi hijo Iyán. El mayor logro que he conseguido en esta vida, mi mayor orgullo. La mejor “pausa” que me ha dado el crohn. Sólo el hecho de haberme dado tregua para cumplir ese sueño y ver la sonrisa de bichito de mi niño cada día, compensa todos los días de ingresos y amarguras que me he llevado, y los que quedan por venir. Esa sonrisa me ilumina, “em possa de color groc” (me pone de color amarillo) como diría mi hijo, el color de la alegría. Esa sonrisa me da vida, me hace tener un motivo para seguir.

Ahora, después de una racha mala que no ha dado tregua desde mediados de 2014, de tener que dejar de lado mi trabajo, mis estudios, mi vida… en la que tengo que aprender a convivir también con una ileostomia (la famosa bolsa) no se aun por cuanto tiempo, pues he sentido la necesidad de “compartir mi historia”. En estas últimas semanas me ha ayudado mucho leer, oír y ver historias como la mía, pues si mi historia le puede servir a alguien, que así sea. Realmente no se si a alguien le interesará… pero siento la necesidad de dejar reflejadas mis vivencias, “mis crónicas”, de plasmar la superación día a día de esta etapa de mi vida.

Soy una Crohnika de la vida.

2 comentarios sobre “Mi historia

  1. Hola Pamela, hoy he comenzado a seguir tu blog. Te he encontrado porque tu has encontrado primero mi blog de fotos 🙂 pero cuando he leído de que va tu historia me ha impresionado. Los que hemos tenido la suerte de tener una vida cómoda y fácil no lo sabemos apreciar muchas veces hasta que no vemos lo difícil que es para otros, para ti, el seguir adelante y tener además el ánimo suficiente para contar el día a día. Siento admiración, cariño y la necesidad de enviarte ánimo y un abrazo, además de decirte que estoy convencido que todo va a mejorar y que ese pequeño y tú lo vais a pasar en grande durante muuuchoooos años !! Nos seguiremos viendo por aquí.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s